Hoteles en oferta
  1. Fecha de llegada
  2. Fecha de salida
o ver todos los hoteles baratos
Actividades y tours
Traslados aeropuerto
Vuelos baratos

La Última Cena de Leonardo da Vinci

La Última Cena de Leonardo da Vinci (Cenacolo Vinciano) es una de las pinturas más famosas del mundo. El mural original, creado entre 1495 y 1497, aún se puede contemplar en su primera ubicación, la pared del comedor del antiguo convento de los dominicos de Santa Maria delle Grazie.

La Última Cena de Leonardo es una enorme pintura de 460 centímetros de altura y 880 de anchura, realizada con témpera y óleo sobre una preparación de yeso, en lugar de la técnica común del fresco.

La creación de la obra

La Última Cena de Leonardo da Vinci
La Última Cena de Leonardo da Vinci (copia)

La orden religiosa de los dominicos logró que dos de los grandes artistas del momento decorasen su templo gracias a que Ludovico Sforza el Moro (duque de Milán de finales del siglo XV) pretendía convertirlo en el mausoleo de su familia. Ludovico no logró su objetivo, ya que perdió el poder y murió encarcelado.

Para la creación de la obra Leonardo realizó una investigación exhaustiva creando infinidad de bocetos preparatorios. Aquellos que le vieron trabajar afirmaban que su comportamiento era de lo más extravagante. En ocasiones comenzaba a pintar temprano y no paraba ni siquiera para comer, mientras que otros días sólo vagaba por la ciudad en busca de caras que le inspirasen o pasaba varias horas atónito, observando su creación.

Un dato curioso es que, después de tanto tiempo de dedicación a la obra, Leonardo da Vinci no cobró ni un céntimo y ni siquiera se preocupó por hacerlo.

Una superviviente

La pintura ha sufrido diferentes desventuras con el paso del tiempo; al estar realizada sobre yeso seco, la obra comenzó a descamarse tras su finalización. Durante los siglos XVIII y XIX se llevaron a cabo intentos fallidos de restauración y conservación.

Durante el transcurso de la guerra las tropas de Napoleón utilizaron la pared para realizar prácticas de tiro, y en 1943 los bombardeos lograron arrancar el techo de la habitación, dejando la pintura a la intemperie durante varios años.

Tras años de intensa restauración, La Última Cena de Leonardo ha recuperado parte de su resplandor original y puede ser contemplada por los afortunados turistas que tengan la precaución de reservar la visita con antelación.

Datos de interés sobre la obra

Santa Maria delle Grazie
Santa Maria delle Grazie

A pesar de que la última comida que Jesús compartió con sus discípulos ha sido un tema muy común abordado por diferentes artistas, Leonardo decidió plasmar uno de los momentos más especiales de la cena, justo después de que Jesús anunciara que uno de ellos era un traidor. La pintura es capaz de captar las reacciones de asombro, espanto y estupefacción de los apóstoles.

En los bocetos de Leonardo los apóstoles aparecen claramente identificados con su nombre, pero a pesar de esto algunas de las figuras son motivo de discrepancia; debido al aspecto femenino de la figura situada a la derecha de Jesús, se dice que no es Juan el apóstol sino María Magdalena.

En la pared enfrentada con La Última Cena, a menudo pasa desapercibida la pintura de La Gran Crucifixión, de Donato Montorfano.

Reserva de las entradas

Para poder ver la pintura es necesario reservar las entradas con bastante antelación. Las visitas se realizan en pequeños grupos que entran cada quince minutos, por lo que no se forman grandes aglomeraciones y resulta cómoda de ver. No está permitido realizar fotografías.

Podéis realizar la reserva de las entradas online en esta página:

Santa Maria delle Grazie

La Iglesia de Santa María delle Grazie fue construida en 1463 por mandato del Duque Francisco Sforza como parte de un convento dominicano.

Santa María delle Grazie no destacaría sobre el resto de las iglesias de la ciudad si no albergara la conocidísima pintura de La Última Cena que cada día acuden a ver cientos de turistas.

En la sacristía se encuentra una pequeña parte de la exposición de la Pinacoteca Ambrosiana en la que se muestran algunas páginas del Codex Atlánticus de Leonardo da Vinci, pero no merece la pena la visita. Es más interesante la exposición ubicada en la Biblioteca Ambrosiana.

Localización

Piazza Santa Maria delle Grazie, 2.

Horario de visita

De martes a domingo: de 8:15 a 19:00 horas.
Lunes: cerrado.

Precio

Adultos: 8€.
Personas de 18 a 25 años: 4,75€.
Ciudadanos de la UE menores de 18 y mayores de 65 años: 1,50€.

Transporte

Tranvía: Corso Magenta - Santa Maria delle Grazie, línea 18.
Metro: Conciliazione, Cadorna, línea M1; Cadorna, línea M2.

Hoteles más cercanos