Iglesia de San Bernardino alle Ossa

Iglesia de San Bernardino alle Ossa

La Iglesia de San Bernardino alle Ossa es un templo que se diferencia del resto debido a la extraña y macabra decoración de una de sus estancias, compuesta a base de huesos humanos.

Los inicios de la iglesia

En 1145 se construyó un hospital cerca de la Iglesia de Santo Stefano Maggiore. El cementerio de la iglesia se llenó en poco tiempo y tuvieron que construir una sala para recoger los huesos. En 1269 se construyó junto a esta sala la Iglesia de San Bernardino alle Ossa.

El osario pasó a convertirse entonces en un lugar algo siniestro en el que los huesos fueron colocados sobre las paredes para formar parte de la decoración, al igual que en la cripta de la Iglesia de Santa María de la Concepción de Roma.

Siniestramente curiosa

La Iglesia de San Bernardino alle Ossa resulta un lugar curioso y totalmente diferente del resto de las iglesias de la ciudad. Al igual que a algunas personas les llamará la atención una creación tan macabra, puede que otros visitantes lo vean como una visita desagradable.

Horario

De lunes a viernes: de 7:30 a 12:00 y de 13:00 a 16:00 horas.
Sábados y domingos: de 7:30 a 12:00 horas.

Transporte

Metro: Duomo, líneas 1 y 3.
Tranvía: líneas 12, 23 y 27.
Autobús: líneas 54 y 60.